Como parte de nuestros estudios de Conservación de la biodiversidad en Imperial College London, pasamos casi tres meses de trabajo de campo en Madagascar. Nuestros dos proyectos, realizados en colaboración con Durrell Wildlife Conservation Trust, comparten una zona geográfica (el lago Alaotra) y una especie, el "bandro" o lemur del bambú de Alaotra (Hapalemur alaotrensis), un primate críticamente amenazado de extinción, endémico de los humedales del lago.

El humedal, dominado por papiro y carrizos ha ido disminuyendo en superficie, transformado en arrozales y quemado en incendios accidentales o provocados. La densidad de población es relativamente alta, y es una de las zonas productoras de arroz más importante del país. Además, varias especies de peces han sido introducidas en el lago, afectando a su ecosistema. Básicamente otro caso de colisión entre desarrollo y conservación! Durrell ha estado trabajando en la zona durante años, colaborando con las comunidades locales, promoviendo el uso sostenible del humedal, involucrandoles en su protección, así como dando a conocer los beneficios que esto puede reportarles.

Basamos nuestro trabajo en 4 pueblos alrededor de la zona que conserva los humedales de mayor calidad: Anororo, Andilana Sud, Ambodivoara y Andreba Gare.



Nuestro trabajo de campo consistió en recorrer transectos en piraguas a través de la vegetación del humedal de Alaotra, siguiendo canales usados por los pescadores y apuntando con GPS la posición de los bandros encontrados, para poder crear

  • (Guru) Un modelo estadístico de ocupación y detectabilidad del bandro basado en un análisis de máxima verosimilitud de la historia de detecciones con el objectivo de estudiar los factores que afectan a estas dos variables y así proporcionar recomendaciones para futuros programas de monitorización en la zona (ver resumen)

  • (Jota) Un modelo de preferencias de hábitat del bandro basado en información derivada de imagenes satelitales y observaciones de campo, para explorar qué factores influyen en la distribución de la especie y así producir un mapa del humedal que asista a las actuaciones de conservación en Alaotra. (ver resumen)

La longitud total de todos los transectos era de 50km. Con una media de 6 repeticiones por transecto, da un total de 300km de recorrido en canoas! La siguiente imagen de satélite muestra los transectos en amarillo, y los puntos rojos representan las posiciones de los bandros avistados.



Las siguientes secciones ilustran con unas pocas fotos nuestros días en Ambatondrazaka, nuestra vida en los pueblos de alrededor del humedal y finalmente el trabajo de campo realizado.

Desde aquí queremos agradecer a todos los que han hecho posible este trabajo: nuestros supervisores de proyecto en Imperial College (Prof. E.J. Milner-Gulland, Dr. E. Nicholson) y en Durrell (Dr. R. Young), el personal de Durrell en Madagascar y en especial a Bary Jean Rasolonjatovo en Ambatondrazaka que nos ayudó tremendamente con la logística sobre el terreno, nuestros expertos guías Richard Rasolonjatovo y André Rakotonierana y otros pescadores que nos llevaron en sus canoas. Y finalmente, a todos aquellos anónimos malgaches que contribuyeron con sus sonrisas y amabilidad a hacer de esta experiencia inolvidable!




Nuestro "campo base" estaba localizado en la ciudad de Ambatondrazaka, en el borde meridional de los arrozales, al suroeste del lago. Es la ciudad más grande de la zona, con 35.000 habitantes y varios restaurantes! La ciudad se extiende sobre varias colinas, rodeada por un paisaje erosionado y extensos arrozales. Situada a unos 250km al norte de la capital Antananarivo, se tarda unas 8 horas de transporte público para llegar hasta allí. Aun con todo, el pescado del lago se envía todas las tardes a la capital!

La oficina de Durrell
La oficina y el landrover
La habitación en la que nos alojamos en Durrell
Vista desde nuestro balcón
Vista desde nuestro balcón
Ambato y los arrozales que la rodean
Vendendores en la estación de
taxi-brousse
Amigos espontáneos
Cenando en un hotely con el equipo de Durrell


Durante los dias de trabajo de campo estuvimos viviendo con familias locales. La vida en los pueblos es simple, con poco margen para lujos para la mayoría! Sólo uno de los pueblos visitados tenía electricidad (por cercanía con Ambatondrazaka) y aunque hay alguna casa de ladrillo, muchas están construidas con materiales extraídos de los humedales, como papiro y carrizo. La mayoría de la gente se dedica a la pesca o trabaja los arrozales, y el que se lo puede permitir tiene algo de ganado (cebús). En los pueblos tuvimos la oportunidad de asistir a algunas de las "radio crochets" que Durrell realiza en la zona, fiestas con educación ambiental con concursos de preguntas y premios, donde todo el pueblo participa.

Casas de papiro y carrizo (Andreba)
Cebús en Andilana
Mercado sobre las antiguas vias del tren en Andreba
Con la familia de Richard, nuestros anfitriones en Andreba
Bary Jean en uno de los concursos de educación medioambiental de Durrell (Ambodivoara)
'Cual será la respuesta correcta?' Concurso de educación ambiental
(Anororo)
Arrozales en las afueras de Andreba
Las deforestadas colinas que rodean el lago, con signos de erosión característica (Ambodivoara)
Los humedales alrededor del lago van siendo cortados para crear nuevos campos de cultivo (Andilana)
Cena con el equipo de Durrell en casa de André en Andilana. Sin electricidad, las velas son la norma!
Una buena cena de Alaotra: tilapia (pescado), ranonapango (agua hervida con arroz quemado) y una montaña de arroz!
Guru escribiendo diario en nuestra habitación en Anororo
Niños... (la ventana de nuestra habitación en Andilana)
...niños... (volviendo del trabajo en Anororo)
...y niños! (la escuela en Anororo)


Los días de trabajo de campo eran largos! Nos levantábamos sobre las 4.30am para estar en el lago sobre las 5am y empezar los transectos antes del amanecer. Utilizábamos piraguas locales de madera o las canoas de Durrell para realizar los censos de bandros a largo de los estrechos canales que cruzan el humedal, o por los bordes del lago. Los bandros se esconden y duermen a mediodia, así que volvíamos al pueblo para comer y echar una siesta nosotros también. Después, de vuelta al lago hasta el anochecer, sobre las 6pm. Más tarde de esa hora, sólo queda la oscuridad tanto en el lago como en los pueblos. Vamos, una autentica vida de bandro!

Nuestra especie, el lemur del bambú de Alaotra, conocido en la zona como "bandro"
Los lemures se esconden en la vegetación y son bastante dificiles de ver
Anotando la posición de un avistamiento
Pierre, Maître, Richard y André en Ambodivoara
Empezando los transectos de la tarde en Anororo
Otro transecto en Andreba
Nuestro primer transecto en Andilana, un estrecho canal que se adentra en el humedal
El estrecho canal está bordeado de papiros
Monitorizando a lo largo del borde de un lago cerca de Andreba
Nuestras piraguas en el lago Alaotra (Andreba)
Un pescador cerca de Ambodivoara
Un jóven lemur a punto de cruzar el canal se queda bloqueado al ver aparecer nuestras canoas